¿Cuánto tiempo pasan los niños frente a un iPad?

por Fred MacAllister julio 22, 2013 0 Comentarios

La tecnología ha cambiado dramáticamente apenas en los últimos tres años.   Apple y Steve Jobs revolucionaron cómo usamos las computadoras hoy, a tal punto que para muchos de nosotros, el iPad se ha convertido en la única computadora que tenemos. 

Esto es especialmente cierto para muchos niños a quienes los padres en vez de darles una computadora hemos optado por invertir en un iPad.   Las posibilidades del iPad son infinitas.   Puede ser usado para entretenimiento por un niño de 1 año (o menos) y también puede ser usado como herramienta de aprendizaje para niños más grandes.   Al ver a nuestros pequeños usar estos dispositivos no podemos más que maravillarnos de lo intuitiva que es la experiencia para ellos.   Sin mayor explicación los niños entienden la tecnología y descubren rápidamente cómo utilizarla.  Pareciera que lo traen en su DNA o como decimos popularmente: "Traen el chip ya puesto".

El uso de estos dispositivos está creando una generación de niños que son capaces de interactuar y entender la tecnología tan bien como nosotros a quienes nos tomó años aprender y utilizarla, de tal forma que nos sorprende aún más cómo siendo tan pequeños, se les hace tan fácil el uso de la misma. 

Pero en medio de todo esto debemos detenernos a pensar:  ¿Cuánto tiempo deberían de pasar los niños frente a la pantalla de un iPad?

Para contestar esta pregunta debemos hacer una separación de acuerdo a lo que mencionamos arriba:   El tiempo que un niño de 1 año debe pasar viendo la pantalla de iPad debe ser limitado y puede ir aumentando cuando el niño vaya creciendo pero no pensamos que debe de ninguna forma exceder las dos horas diarias para niños menores de 6 años.    

Un niño menor de 6 años debería estar jugando y experimentando el mundo con sus sentidos viendo, tocando, probando pero no a través de una pantalla sino con el contacto con el mundo real.   El niño debe también estar jugando con sus amigos y así ir aprendiendo los fundamentos que le harán después entender cómo funciona nuestra complicada sociedad. 

Después de los 6 años, los niños podrán empezar a usar el iPad en su proceso de aprendizaje formal como herramienta de trabajo en sus colegios.   En este momento el tiempo de exposición al iPad puede crecer considerablemente teniendo en cuenta que el niño aún  necesita de mucha actividad física y que el tiempo de diversión en el iPad también debe limitarse pues aún queremos que nuestros niños sigan jugando afuera y con sus amigos para que continúen su proceso de crecimiento físico y mental. 

Realmente todos estos números de horas, edades y criterios no son realmente una regla.   Son nada más un ejemplo de cómo debemos preocuparnos porque nuestros hijos usen la tecnología de la mejor manera posible y que la misma sea un complemento en sus vidas y que de ninguna forma sean el centro de la misma.   Si algún día, un niño no pudiera  llegar a  divertirse sin un iPad, ese día debería de ser de mucha preocupación para sus padres.    Cada pareja de padres debe decidir cómo sus hijos usarán la tecnología para ambas diversión y educación.    En la educación formal los profesores junto con los padres podrán ir guiando a sus pequeños en cómo maximizar el uso de la tecnología al mismo tiempo que se maximiza la humanidad y la sociabilidad de los niños. 

 





Fred MacAllister
Fred MacAllister

Autor